El mundo de las finanzasEconomía, préstamos y seguros

¿Qué es el ingreso neto de un banco?

Otra figura muy utilizada es el ingreso neto del banco. Es importante distinguir los ingresos con intereses a los ingresos sin intereses. En un mercado de crédito abierto y sofisticado, el ingreso de los diferenciales de los intereses debería ser mínimo y reflejar el riesgo, además de ser componente razonable del ingreso del banco. Pero en muchos países (Japón, Rusia) el gobierno subsidia los bancos restándoles dinero de forma barata (a través del Banco Central o a través de bonos). Los bancos luego proceden a prestar estos fondos baratos a cuotas exorbitantes a sus consumidores, ganando así enormes intereses. En muchos países, los ingresos de las garantías del gobierno no tienen impuestos, lo que representa otro tipo de subsidio. Un subsidio alto que venga de un interés es una señal de debilidad, no de salud, ya que hoy existe y mañana no. El indicador preferencial debería ser el ingreso de las operaciones (cuotas, comisiones y demás cargos adicionales).

Ingresos netos de un banco

Aquí hay algunos índices que se deben observar. Una pregunta relevante es si el banco está acreditado por agencias bancarias internacionales. Estas acreditaciones requieren capitales regulados y otros indicadores. Para lograr esto, el banco no requiere mucho, y si no lo tiene, debería ser visto como peligroso.

El regreso de la equidad del banco es el ingreso neto dividido por su equidad promedio. El regreso del los activos del banco es el ingreso neto dividido por sus activos promedio. El capital dividido por los activos de peso de riesgo del banco forma la adecuación del capital. La mayoría de los bancos siguen las provisiones puestas por el convenio Basel impuesto por el Comité Basel de supervisión bancaria (también conocido como G10). Esto puede generar problemas porque este acuerdo está equiparado para poder lidiar con los riesgos asociados a los mercados emergentes, donde las tasas comunes son de 33% y más. Finalmente, existe el índice de activos totales. Pero estos índices no curan todo. Pueden ser manipulados y distorsionados. Es verdad que es mejor tener ciertos índices altos y otros bajos. Los índices altos son indicadores de la fuerza verdadera de un banco, sus reservas y provisiones, y de eso se deduce su habilidad de expandirse en el negocio. Un banco fuerte también puede participar de varios programas, ofrecimientos y subastas del banco central o del ministerio de finanzas. Mientras mayor parte de las ganancias del banco sean retenidas en la institución y no sean distribuidas como ganancias a sus accionistas, mayores serán estos índices y mayor será la posibilidad de afrontar riesgos de crédito.

Igual, estos índices deberían ser tomados con pinzas. Ni siquiera el margen de ganancias de un banco (el índice de ingreso neto a ingreso total) o su coeficiente de utilización de activos (el índice de ingresos activos promedio) son cifras de las que se debería depender. Pueden ser el resultado de subsidios escondidos por el Gobierno y por fallos en el gerenciamiento o en el cálculo de los riesgos de créditos.

Deja un comentario