El mundo de las finanzasEconomía, préstamos y seguros

¿Qué es un fraude de contaduría?

El fraude de contaduría, que es una subespecie de los fraudes financieros, es una manipulación deliberada e impropia de los registros de ingresos por ventas y/o gastos, para hacer parecer a una compañía más exitosa de lo que en verdad es. Algunas de las cosas que pueden hacerse para lograr esto son:

-No listar los gastos pre pagados u otro tipo de activos incidentales.
-No mostrar ciertas calificaciones de los activos y/o pasivos actuales.
-Colapsar deudas de corto y largo plazo en una misma suma.

La inflación de los ingresos por ventas es una de las técnicas más comunes para realizar fraudes de contaduría y funciona de manera análoga al fraude de los cheques. Un negocio puede mandar productos a clientes que no los hayan ordenado, sabiendo que los devolverán luego de que termine el año. Antes de que se realicen estas devoluciones, el negocio registra los productos como si hubieran sido vendidos. También se puede hacer “relleno de canales”, es decir, mandar productos a distribuidores terceros que proveen incentivos y privilegios especiales, si los distribuidores originales o los clientes no se objetan a tener los productos prematuramente. Los negocios también pueden retrasar el registro de los productos que han sido devueltos para evitar reconocer esta caída en los ingresos por ventas en el año corriente.

El menor registro de los ingresos por ventas es otra manera de cometer fraude contable y en este punto es similar al fraude realizado con tarjetas de crédito, como no registrando los gastos de depreciación. Un negocio puede elegir no registrar todos sus costos de los bienes vendidos durante un período. De esta manera, el margen bruto sube, pero el inventario del negocio incluirá productos que en verdad no están en el inventario, porque ya han sido mandados a los clientes.

Un negocio también puede elegir no registrar las pérdidas de los pasivos que deberían ser reconocidas, como con los ingresos de las cuentas incobrables, o tal vez decida no registrar cierto inventario para lograr un menor costo de la regla del mercado. También es posible no registrar la cándida entera de un pasivo por un gasto, haciendo que ese pasivo valga menos en el balance general de una compañía. Sus ganancias, entonces, estarían infladas.

Deja un comentario