El mundo de las finanzasEconomía, préstamos y seguros

¿Qué son los préstamos hipotecarios?

Los préstamos de hipotecas o préstamos financieros son pagos de propiedades e inmuebles que el prestatario tiene que abonar con intereses en un período fijo de tiempo. Un préstamo de hipoteca requiere algún tipo de garantía por parte del prestatario. Esta garantía se llama colateral y en la mayoría de los casos es la propiedad inmueble para la cual se está pidiendo el préstamo. Ya que la propiedad se mantiene como un colateral, no se requieren más garantías.

Préstamos hipotecarios

La persona que presta el préstamo hipotecario se llama acreedor hipotecario, mientras que la persona que pide el préstamo se llama prestamista hipotecario. Ambas partes se encuentran unidas por el arreglo de préstamos de hipotecas. Éste arreglo hace que el prestamista reciba un préstamo financiero del acreedor. La nota provisoria en el arreglo asegura a la hipoteca, haciéndolos acreedores de la garantía bajo la promesa de que el prestamista pague el préstamo en el tiempo acordado. En los Estados Unidos, el período típico para un préstamo hipotecario puede ser de 10, 15, 20 o 30 años.

Existen dos tipos fundamentales de préstamos hipotecarios en los Estados Unidos, las hipotecas de tarifa fija y las hipotecas de tarifa ajustable. Las hipotecas de tarifa fija tienen intereses que son fijados por la vida de la hipoteca, mientras que las hipotecas ajustables tienen intereses que pueden subir o bajar de acuerdo a ciertos índices del mercado. Por eso, las hipotecas de tarifas fijas proveen seguridad al prestatario, mientras que las hipotecas de tarifas ajustables proveen seguridad al prestamista. Si existen deudas en los pagos mensuales, entonces se agregan y se constituye un gran préstamo “globo” de hipotecas.

El proceso de comprar un préstamo se llama licitación del préstamo. Esto se hace entre el prestatario y el prestamista, algunas veces involucrando a un agente de hipotecas. El agente carga una comisión en cualquier préstamo que se origina. Esta comisión la paga tanto el prestamista como él prestatario. Involucrar a un agente sube el precio total de la operación.

Los préstamos de hipotecas por debajo del 80% del valor total de la propiedad necesitan garantías agregadas para la hipoteca. Esto se logra en la forma de pólizas de seguros, llamadas seguros de hipoteca. Las tarifas de estas pólizas son pasadas hacia el prestamista en sus pagos mensuales. Sin embargo, si el prestatario realiza por lo menos un 20% de sus pagos totales, entonces el seguro puede ser ignorado.

En los Estados Unidos existen distintos tipos de hipotecas disponibles. Las hipotecas más importantes son aquellas originadas por la administración Federal de casas. Estos préstamos muy populares son conocidos en el mercado como préstamos “Fannie Mae”, “Freddie Mac” y “Ginnie Mae”. Los primeros son los más populares en los Estados Unidos.

Deja un comentario