El mundo de las finanzasEconomía, préstamos y seguros

¿Son los bancos efectivos árbitros de riesgo?

Los bancos son árbitros de riesgos. Viven de la diferencia entre pasivos y activos. En su punto culminante de habilidad, tratan de desconfiar de los mercados y de reducir los errores asumiendo parte del riesgo y ocupándose del gerenciamiento de los portafolios. Para esto cobran tarifas y comisiones, intereses y ganancias, y esto constituye su fuente de ingreso.

Bancos

Si se ingresa cualquier experto al sistema del banco, será un diferenciador de riesgos. Los bancos deben poder adecuar los activos y controlar los riesgos. Se les requiere que implementen mecanismos para valorar los créditos (modelos de análisis y valor del riesgo de los créditos), sistemas de información eficientes y exclusivos y que implementen las pólizas y procedimientos de préstamos pertinentes.

Sólo en caso de que hallan mal interpretado los riesgos del mercado y que se hayan convertido en créditos riesgosos (algo que pasa muy raramente), los bancos deben separar grandes sumas de dinero que puedan contrarrestar los préstamos que sean incobrables o los activos vacíos. Estas son las reservas para los préstamos perdidos y provisiones. Los préstamos deben ser constantemente monitoreados, reclasificados y los cargos deben hacerse hacia aquello que no cumplan sus reglas. Si encuentra un banco sin reclasificaciones, cargos o reencuentros; entonces el banco está advirtiendo o no está tomando el negocio muy en serio, o tiene un muy pobre gerenciamiento. Lo que se debe mirar es la cantidad de provisiones para préstamos perdidos en porcentaje con los préstamos sobresalientes. Luego deben ser comparados los préstamos que no funcionan con los préstamos extraordinarios. Si las dos figuras son negativas, entonces alguien está engañándolo o el gerenciamiento es incompetente. La primera cosa que los nuevos dueños de un banco hacen es mejorar la calidad de los activos (lo que es una manera educada de decir de que se están deshaciendo de los préstamos malos y vacíos, declarándolos o haciéndose cargo). Hacen esto clasificando los préstamos. La mayoría de los bancos centrales del mundo tiene regulaciones para la clasificación de préstamos y, si se aplican, puede generar un escudo que hace que el gerenciamiento sea más eficiente.

En algunos países, el Banco Central (o el supervisor de los bancos) fuerza a algunos bancos a separar cantidades de dinero para poder contrarrestar las categorías de mucho riesgo y los créditos, sin importar qué tan bien les vaya. Éste debería ser, por lejos, el método preferido.

Deja un comentario