El mundo de las finanzasEconomía, préstamos y seguros

5 consejos para evitar ofertas fraudulentas con tarjetas de crédito

Si es la primera vez que busca una tarjeta de crédito, tenga cuidado al momento de aceptar alguna oferta no solicitada. Si no se cuida, puede terminar siendo víctima de una estafa con tarjeta de crédito.

Consejos en el uso de las tarjetas

Cinco consejos para poder volverse un poco más sabio acerca de las ofertas fraudulentas con tarjetas de crédito.
Consejo 1: solicite la tarjeta directamente con el asegurador.
Tal vez encuentre una oferta que diga que será más fácil para usted felicitar y aprobar una tarjeta de crédito a través de la ayuda de alguien. A menos que trabajen directamente para la aseguradora de tarjetas de crédito, no debería tratar con intermediarios o compañías que le cobren un porcentaje para realizar esta transacción. Lo único que puede hacer una persona para facilitarle la aplicación para una tarjeta de crédito es mejorar su historial y nada más.

Consejo 2. El historial negativo importa.
Si alguien le dice que puede obtener una tarjeta de crédito para usted que no sólo no tenga seguro sino que también tenga tarifas con intereses bajos, usted está tratando de ser estafado por un artista del engaño. El mal crédito siempre importa, e importa de una manera negativa. Los aseguradores de tarjetas de créditos nunca ignoran el hecho de que ha tenido un crédito negativo, sin importar quién sea usted. Si tiene crédito negativo pero quiere tener una tarjeta de crédito, su mejor apuesta es poder obtener una tarjeta asegurada que sea específicamente diseñada para las personas con un mal crédito.

Consejo 3. No hay una tarifa de adelanto que se deba pagar.
Y si la hay, debería ser mínima porque realmente no hay ningún cargo que se deba abonar la tarifa de adelanto generalmente no se pide y si la persona que le pretende proveer una tarjeta de crédito le pide una, debe manejarse con cuidado. Segundo, si se refieren a esta tarifa como una “tarifa anual”, debería aparecer en su primera factura de pago de crédito y debería ser pagada con los cargos de su tarjeta.

Consejo 4. Sepa lo que significan sus estatus dorados, plateados y de platino.
Muchas personas tratarán de convencerlo diciéndole que tienen tratos dorados, plateados y de platino para usted. Pero antes de que muerda la carnada tómese un momento para preguntarse qué significan esas ofertas realmente. En la mayoría de los casos, un crédito dorado significa tener un estatus de elite porque podrá gastar un límite de crédito increíble, con tarifas competitivas y con recompensas realmente tentadoras. Asegúrese de que sea este el tipo de trato que le están ofreciendo. Procure que no le estén ofreciendo una tarjeta de crédito común de color dorado, o peor, una tarjeta que sólo se pueda ser usada para comprar cosas de un catálogo específico. Si realmente quiere una tarjeta de crédito dorada, plateada o de platino pregúntese si realmente puede pagarla primero.

Consejo 5. Si quiere tener una tarjeta de crédito protegida puede ocuparse de su propia protección.
Una oferta diferente pero parecida de tarjetas de crédito que puede encontrarse es aquella que le provea una protección y un seguro. La persona que realice esta oferta tal vez le cuente una serie de historias que lo asustarán acerca de lo que puede pasar si usted no asegura la tarjeta de crédito. Pero la Comisión Federal de Intercambio protege a los consumidores de aceptar estas ofertas porque generalmente terminan siendo inútiles. Si quiere protegerse y a su tarjeta de crédito, trátela con responsabilidad y criterio.

Asegúrese de poder ver los tratos fraudulentos de tarjetas de crédito de antemano, y recuerde que la regla dorada para las tarjetas de crédito es: si una oferta parece demasiado buena para ser verdad, generalmente será mentira.

Deja un comentario