El mundo de las finanzasEconomía, préstamos y seguros

Aceptamos tarjetas de crédito

Seguramente se habrá topado con este enunciado en varias tiendas, generalmente acompañado por algunas calcomanías con los nombres de las compañías que se aceptan. Las tarjetas de crédito han transformado la manera de hacer negocios y la vida en general. Hace unos años sólo algunas tiendas las aceptaban, pero hoy en día la mayoría de las tiendas lo hacen. De hecho, algunas tiendas (como las tarjetas pertenecientes a grandes cadenas) no sólo las aceptan, sino que hasta cuentan con las suyas propias. Éste tipo de tarjetas le permiten obtener descuentos cuando compre cosas en dichas cadenas.

Aceptamos tarjetas de crédito

Por las tarjetas de crédito, muchas personas han dejado de llevar efectivo encima, o sólo llevan un poco. Esto significa que cualquier tienda que no acepte tarjetas de crédito está perdiendo clientes potenciales. De hecho, esta es una de las razones por la cual la mayoría de los mercados aceptan tarjetas de crédito.

Con la evolución del Internet, la industria del crédito tomó un nuevo giro y devino en el comercio virtual. Así que, esas calcomanías de “aceptamos tarjetas de crédito”, se movieron a las puertas de las tiendas virtuales. Así vino la era en que casi todas las tiendas virtuales aceptan tarjetas de crédito, directa o indirectamente. De hecho, esta fue la premisa en la cual se concretó el servicio de negocios virtuales: la conveniencia al máximo.

El fraude es asociado con casi todos los instrumentos financieros. Por eso hay algunos farsantes que también aceptan tarjetas de crédito. Ellos usan distintas técnicas para cometer fraude con las tarjetas de crédito. Algunos se disfrazan como mercaderes virtuales que aceptan las tarjetas como modo de pago, para poder obtener sus datos personales. Otros simplemente son personas que trabajan en mercados que aceptan tarjetas de crédito. Estos últimos pueden clonar la tarjeta o copiar la información crítica para su uso. Hay hasta algunos que incitan a las personas a que les revelen detalles de sus tarjetas en salas de Chat. Luego hay algunos farsantes que usan sus habilidades tecnológicas para espiar a las personas que usan sus tarjetas de crédito como modo de pago. Con sus programas de infiltración capturan la información de su tarjeta de crédito y se la trasmiten a sus propias computadoras.

Así que muchos mercaderes y servicios aceptan las tarjetas de crédito, pero recuerde que los farsantes también lo hacen. Esto es algo que debe manejar con mucha precaución.

Deja un comentario