El mundo de las finanzasEconomía, préstamos y seguros

Ahorrando dinero en las compras del supermercado

1. Recorta cupones. Para ahorrar en el supermercado utiliza los cupones de descuento que emite el supermercado, ya que puede ahorrarte de un 10 a 15% en tu cuenta anual de comida. Realiza las cuentas y comienza a acumularlos.

2. Haz una lista y apégate a ella. Si estás hojeando los pasillos del supermercado con ojos de niño querrás meter en el carro todo lo que te parece estar a bajo costo, actuarás por impulso—(Oooh, cinco otras ahumadas por cinco pesos….e incluso ni te gustan las otras). Es una ganga que no puedes dejar pasar; ¿O si?. Llevar una lista de los ítems que realmente necesitas comprar y no desviarte de la misma es un buen modo de ahorrar durante las grandes compras de supermercado.

3. Evita las comidas preparadas. En realidad lo que haces es pagar la comodidad de calentar algo en el microondas y tener la cena lista en cinco minutos. Comprar los ingredientes y hacerla tu misma no sólo resulta mucho más económico sino también más saludable.

4. Hazlo tú misma. Puedes optar por comprar una bolsa de galletas o hacerlas tu misma en menos de media hora. No sólo ahorrarás dinero sino que sabrán mucho mejor, serán bien frescas y tendrán el placer de ser caseras. Además estarán libres de conservantes, químicos y otras cosas que simplemente con leerlas del paquete te producen dolor de cabeza. Si no te gusta cocinar demasiado puedes hacer una buena cantidad un día determinado y frisarlas, así tendrás para cada vez que necesites.

5. Compra según el fabricante y no la marca. Muchas veces hay marcas diferentes que suelen ser productos de un mismo fabricante pero cuyo precio varía seguramente por la presentación del producto; claro está que podrás ahorrar mucho más utilizando el producto de menos renombre y que “supuestamente” es de menor calidad.

6. No desperdicies nada.
Generalmente el pan del día anterior no es consumido por muchos para acompañar las comidas puesto que su textura es claramente gomosa. Sin embargo puedes aprovechar todo el pan restante y hacer tostadas o incluso budines de pan. Así tendrás un rico postre o desayuno sin gastar demasiado y sin desperdiciar absolutamente nada.

7. Compra al por mayor. Cuando compras al por mayor debes tener en cuenta que cuanto más grande es el paquete, menos cuesta cada unidad. Sin embargo debes ser precavido aquí puesto que si crees que tu familia no se comerá 12 cajas de cereales probablemente no sea buena idea comprarlas al por mayor. Es conveniente comprar de este modo aquellos elementos indispensables para el día a día y que se gastan frecuentemente como el papel higiénico, los rollos de cocina, etc.

8. Aprende a sustituir. Las tiendas saben que es lo que más se consume así que si piden por una pequeña planta de lechuga $2.50 y un paquete de espinaca está tan sólo 0.75 y puedes hacer con este una buena ensalada entonces ya sabes cual será tu próxima elección. No sólo ahorrarás dinero sino que también mejorarás tu nutrición.

Si sigues estos sencillos tips entonces espera ahorrar un 15% anual en tus compras. Pero saquemos cuentas. Una familia de cuatro personas gasta en promedio $150 en comida por semana o $7.800 al año. Ahora ¿que pasaría si pudieras reducir eso en un 15%? Ahorrarías unos $1.170 tan sólo en comida.

Deja un comentario