El mundo de las finanzasEconomía, préstamos y seguros

Aprediendo a entender una póliza de seguros

Casi todos tenemos algún tipo de seguro. Ya sean seguros para el auto, para la casa, de salud o de viajes, habremos pagado sumas de dinero considerables a una compañía a cambio de la paz mental de saber de que, en el evento de que ocurra lo inesperado, uno está asegurado. Sin embargo, ¿cuántos de nosotros hemos de verdad entendido los detalles de los acuerdos que hemos firmado?

Entender una póliza de seguros.

Dentro de la documentación que viene en todos los contratos de seguros, están incluidas algunas de las previsiones legales más complejas y términos contractuales que podrá encontrar en casi cualquier lado. Las compañías de seguros gastan millones de dólares en abogados y tienen equipos de profesionales constantemente actualizando los términos de sus contratos para cubrir todas las eventualidades posibles. Usted, por otro lado, probablemente tiene muy poco tiempo para gastar en familiarizarse con los contenidos del contrato y simplemente revisará los puntos principales que le señale la misma compañía.

Sin embargo, hay un par de cosas que puede hacer para asegurarse de tener por lo menos un entendimiento razonable del contrato que está firmando. Todos los contratos de seguro básicamente tienen el mismo propósito y método. Toman el riesgo de la posibilidad de que ocurra un evento, y pagan en el caso de que lo haga. Esto puede referirse a cualquier evento, pero los más comunes son los accidentes de autos, los daños de la casa, los tratamientos médicos y demás. Los seguros de vida son ligeramente distintos porque garantizan pagar en el evento de su muerte, que desafortunadamente es algo que seguro ocurrirá en algún momento. Sin embargo, el momento de la muerte es incierto y en este sentido todavía hay un riesgo muy real de que podrá morirse en un momento en que tanto su esposa como sus hijos dependan de usted.

También debe haber un costo financiero a la ocurrencia. El asegurador debe poder tener una idea razonable del costo de la pérdida para poder calcular el precio de la tasa mensual a pagar. Por eso, mientras que los gastos médicos y las ganancias perdidas son reembolsables por el seguro, el dolor y el sufrimiento, con la tristeza de perder a un ser querido es algo que no puede ser cubierto en un contrato.

Por eso, lo que de verdad debe estar buscando en una compañía de seguros es exactamente lo que cubren. En qué circunstancias la póliza pagará y qué ocurrencias no son cubiertas. Luego hay exclusiones y condiciones que deben cumplirse para que la póliza sea válida. Éstas pueden incluir mantener su puerta cerrada con llave o hacer visitas regulares al médico. Asegúrese de entender lo que tiene que hacer por contrato y hágalo.

Deja un comentario