El mundo de las finanzasEconomía, préstamos y seguros

Aprendiendo a ahorrar con efectividad

¿Te consideras un buen ahorrista? ¿O uno bastante malo? ¿Cómo saber si estás ahorrando lo suficiente? ¿Y qué puedes hacer para recortar tu presupuesto en caso de ser necesario?

Aquí te presentamos una fórmula para medir tu estatus como ahorrista. El Dr. Thomas Stanley, en su libro que usted no puede dejar de leer, “El millonario de al lado” dice que debes multiplicar tus ingresos por tu edad, y dividirlo por diez. Esta es la cantidad que deberías tener en ahorros e inversiones como mínimo. Si has ahorrado por encima de esa cantidad, él te calificaría como un PAW (en sus siglas en inglés), Acumulador de Riquezas Prodigio. De lo contrario eres un UAW, Acumulador de Riquezas Bajo.

Entonces, si tienes 40 años y ganas $75.000 al año, deberías tener un mínimo de $300.000 en ahorros (40 * 75.000 = 3.000.000 dividido 10 = $300.000).

Si descubres que eres un UAW entonces es tiempo de hacer algunos cambios en tus egresos habituales, o encontrar un modo de ganar más dinero.

El primer error que cometen la mayoría de las personas cuando intentan ahorrar es pagar todas sus cuentas antes de pagarse a sí mismos. Uno siempre debe pagarse a sí mismo un mínimo del 10% de los ingresos brutos antes de pagar otras cuentas. Si esperas a pagar todos los gastos antes de pagarte a ti mismo ¿qué parte de los ingresos irá a parar a tus ahorros a fin de mes? Correcto, nada. Lo ideal es utilizar algo que te fuerce a ahorrar automáticamente, como un plan 401 (k) en el trabajo. Descubrirás que un plan sistemático de ahorros como este hará que estos crezcan rápidamente.

Otro error que comete la gente es pensar en los autos como una inversión. Verdaderamente no hay nada malo en comprar un auto, pero por favor no lo llame inversión, ni incluso una mala inversión.
La palabra inversión es definida como “el hecho de aportar dinero o capital con el fin de ganar una remuneración rentable como intereses, rentas u otro tipo de ingresos, y hasta incluso aquellos que tengan un valor apreciativo como las obras de arte”. Los autos, a menos que sean de colección, no tienen posibilidad de tener un valor apreciativo y por lo tanto, por definición NO son una inversión. Ni siquiera buena o mala. Los autos son simplemente un gasto, por lo que debes colocarlos en la misma categoría que una cartera o un par de zapatos. Si, obviamente uno obtiene un poco de comodidades y diversión con ellos, pero sólo pueden disminuir su valor indefectiblemente, nunca podrás venderlos por más de lo que pagaste por ellos, y a la larga, necesitan mucho gasto en reparaciones. Muchas personas, por no decir la mayoría, gastan mucho dinero en sus autos. Mira cuanto has desembolsado mes a mes en tu vehículo y probablemente quedes asombrado con lo que descubras.

Salir a comer a restaurantes es típico del estilo de vida americano, pero no es un buen hábito si intentas ahorrar dinero. ¿Alguna vez te has puesto a sumar cuánto dinero gastas al mes comiendo en restaurants? Tomemos como ejemplo una familia tipo de cuatro personas:

Si tanto el marido como la mujer trabajan fuera de casa, y cada uno come en un restaurant tres veces a la semana, fácilmente gasten $30 por comida. Lo que hace un total de $180 a la semana. Dos veces por semana, ellos están muy cansados u ocupados para preparar la cena, por lo que compran comida preparada de camino a casa para alimentar a la familia. Digamos que puedan conseguir una buena comida para todos por unos $60. Total semanal $120. Los fines de semana, un desayuno afuera con la familia costaría unos $60 más. Y una cena unos $120. Total $180.

Si en una semana esta familia gasta $480 a la semana, en un mes son más de $1900. Incluso si lo recortas a $1000 aún son 12.000 pesos al año almorzando afuera. La mayoría de los americanos no destinan ese dinero a ahorros ni en dos años.

El tema del presupuesto no tiene fin y estoy seguro de que podremos encontrar diversos modos de ahorrar en cada aspecto de nuestras vidas, pero primero intenta enfocarte en los puntos que tratamos anteriormente pues serán estos los que hagan una mayor diferencia.

One Response to Aprendiendo a ahorrar con efectividad

  1. Pingback: Una visión histórica a la industria de las cargas aéreas | Viajes en Argentina

Deja un comentario