El mundo de las finanzasEconomía, préstamos y seguros

Asegure el futuro de sus hijos

Usted puede cambiar la perspectiva y opinión sobre sus finanzas y las de su familia mediante un simple plan que hará una gran diferencia en el futuro, y que además ayudará a sus hijos a comenzar bien con sus primeros pagos.

¿Por qué los ricos son cada vez mas ricos y los pobres permanecen pobres? La respuesta a esa pregunta es muy simple. En primer lugar, las personas adineradas les enseñan a sus hijos asuntos sobre el dinero; cómo ganarlo, cómo manejarlo y administrarlo, y cómo actuar responsablemente con el crédito. Otra ventaja que poseen las personas de mayor poder adquisitivo es que pueden invertir en cuentas de ahorro para que sus hijos comiencen en el ámbito financiero con el pie derecho. En segundo lugar, los ricos suelen estar bien asegurados, aumentando su riqueza personal, por lo cual cuando ocurre una muerte inesperada o un problema financiero, no queda la familia endeudada y sin ingresos.

Con un simple plan de finanzas, usted disfrutará los siguientes beneficios para la prosperidad:
Usted como jefe de familia tendrá control absoluto del dinero hasta que decida lo contrario.
Su dinero crecerá sano y salvo hasta que lo necesite.
El plan será asequible y quizás solo involucre un poco del dinero que usted ya haya separado para el futuro de sus hijos o para sus regalos de cumpleaños.
Lo mejor de todo, permitirá a sus hijos iniciar por el buen camino… al menos en el entorno de las finanzas.

He escuchado muchos padres decir: “No queremos hacer ricos a nuestros hijos sin que ellos trabajen para ganar dinero”. En parte estoy de acuerdo con esa frase. Sus hijos deberán trabajar para obtener su propio dinero, ¿pero por qué no darles una pequeña ayuda, un pequeño impulso, para que les sea más sencillo? Hablando más con los padres, encuentro algunos casos en los que no les interesa hacer ricos a sus hijos; solo les preocupa que sus hijos no sean malgastados e irresponsables.

Mi recomendación no es que usted invierta una suma grande de dinero para que sus hijos no tengan que trabajar y puedan vivir siempre de sus padres. Lo que sugiero es que usted prepare a su hijo en términos económicos, enseñándoles responsabilidad fiscal. Si usted le enseña a sus hijos a ser responsables con el dinero, ese aprendizaje no les hará mal, ni los transformará en codiciosos o flojos, y usted no se sentirá un mal padre por darles mucho. Hay una verdad que es que, si más y más chicos fueran educados sobre el dinero y las finanzas, los pro y contra sobre los créditos, la validez de la caridad, y fueran ayudados con un impulso inicial, cambiaria notablemente la estructura económica nacional e incluso del mundo entero.

¿Suena utópico? Quizás tome algún tiempo, el paso de generaciones, pero ¿cómo estaríamos hoy si estas técnicas se hubieran aplicado dos décadas atrás? Imagínese.

Deja un comentario