El mundo de las finanzasEconomía, préstamos y seguros

Cinco consejos esenciales sobre tarjetas de crédito

La seguridad de su tarjeta de crédito es su responsabilidad. En el peor caso, puede llegar a probarse que, si no se ocupó de la manera debida de su tarjeta de crédito, será responsable de las transacciones que fueron hechas con su cuenta o puede perder la tarjeta. Para ayudarle a evitar esto, aquí ofrecemos cinco consejos básicos.

Consejos sobre tarjetas de crédito.

Nunca tenga más tarjetas de las que necesita.
Mientras que es recomendable tener más de una tarjeta, en el caso de que se pierda, nunca debería tener más tarjetas de las que necesita. La razón principal es que, mientras más tarjetas tenga, más difícil se vuelve llevar la cuenta de las tarjetas que tiene y el lugar donde las guarda.

Siempre mantenga una fotocopia de sus tarjetas.

¿Cuántas veces ha tenido que buscar sus tarjetas para revisar su número personal? bien, ahora ¿qué pasa si le roban la tarjeta o si no tiene el recibo a mano? tiene un problema. Por esta razón, siempre es buena práctica poder llevar fotocopias de su tarjeta con usted para saber cuáles son los números en caso de que pase lo peor.

Siempre mantenga sus recibos por separado.

Un consejo básico para mantener la seguridad de su tarjeta de crédito es mantener sus tarjetas y sus recibos guardados en lugares diferentes- ya que si llega a perder sus tarjetas, o si se las roban, entonces también habrá perdido sus recibos. Si pasa eso no tendrá manera de cotejar las transacciones que son suyas y las transacciones que no lo son. Además nunca debe tener su número de PIN escrito junto a su tarjeta, sólo puede causar problemas.

Nunca dé su número de cuenta a alguien que no conoce.

Si alguna vez alguien que no conoce le pide que dé sus detalles de la tarjeta de crédito o si se inicia una discusión por teléfono o por e-mail, niéguese. Si está en duda, consulte por teléfono con la compañía de la tarjeta y pregunte si está bien divulgar su información o llame a la persona que se le está pidiendo. Si la persona que se lo pide no acepta que llame a la compañía, debe dudar.

Nunca deje los detalles de su cuenta abiertos al público.
Puede parecer un dato obvio decir que no debe dejar que alguien público vea los detalles de su cuenta de tarjeta de crédito, pero hágase esta pregunta: “¿cuántas veces ha recibido suscripciones en forma de postal?”. Ahora, supongamos que completa esta suscripción con los detalles de su tarjeta de crédito. De repente la mitad del mundo tiene acceso a su número, su fecha de vencimiento y su firma.

A pesar de que los consejos anteriores pueden parecer muy básicos y tal vez usted ya los conozca, se sorprenderá al ver cuánta gente que los ignora es engañada.

Deja un comentario