El mundo de las finanzasEconomía, préstamos y seguros

Cómo analizar un informe financiero

Es obvio que los reportes financieros y crediticios tienen muchos números y que, a primera vista, pueden ser difíciles de leer y entender para cualquiera. Una buena manera de interpretar estos informes es computando proporciones, es decir, dividiendo un número particular por otro. Prestarle atención a estos coeficientes también puede servir para comparar el desempeño de un negocio con su pasado o con otro negocio, sin importar los ingresos de venta o ingresos netos. En otras palabras, usar estos coeficientes puede cancelar las diferencias en los tamaños de las compañías.

No hay muchos de estos coeficientes en los reportes financieros. Los negocios públicos deben reportar sólo uno, llamado ganancias por acción; mientras que los negocios privados generalmente no reportan ninguno. Los principios generales aceptados en la contaduría no requieren que se reporte ninguno de estos coeficientes, excepto el de las compañías públicas. Sin embargo, estos coeficientes no proveen respuestas definitivas. Son indicadores útiles pero no son el único factor para decidir la ganancia y efectividad de una compañía.

Uno de los coeficientes utilizados para medir el éxito de un negocio es el llamado coeficiente de margen bruto. Consta de la división del margen bruto por los ingresos de ventas. Los negocios no reportan la información de estos márgenes en sus registros externos financieros. Esta información es considerada propiedad de la compañía y debe ser confidencial. El coeficiente de ganancias es muy importante para analizar la naturaleza de una compañía. Indica cuánto ingreso neto se ha ganado por la venta de $ 100. Una ganancia de 5 a 10% es común en la mayoría de las industrias, aunque algunas de altos precios competitivos, como las tiendas de provisiones o supermercados, pueden mostrar ganancias de sólo 1 a 2%.

Deja un comentario