El mundo de las finanzasEconomía, préstamos y seguros

El mejor consejo que pueda exisitir acerca del dinero

¿Quiere saber cuál es el mejor consejo que pueda haber acerca del dinero?

Consejo sobre dinero
Aquí está…

Digamos que está obteniendo un salario regular del trabajo con el que está contento. Ahora, a fin de mes (y la mayoría de las veces, dos días luego de obtener su paga), se preguntará dónde ha ido todo este dinero.

Empieza a razonar.

30% va a la hipoteca de su hogar.
20% va a los pagos del auto.
10% va al pago de su tarjeta de crédito.
5% se utiliza para pagar los servicios.
etc…. etc…. etc….

“Eso debería estar bien. Ya me he ocupado de todo. El mes que viene tendré otro cheque y el ciclo se repetirá, dejándome sobrevivir por el resto de mi vida.”

Bueno, debe tener mucho cuidado.

¿Qué pasa si su auto se descompone?
¿Qué pasa si su cocina requiere de una renovación luego de una tormenta?
¿Qué pasa si de repente se olvida de que ha pasado el límite de su tarjeta de crédito?
¿Qué pasa si se enferma?

Las cosas podrían empeorar, y éste es el momento de utilizar la frase “arreglar su techo en un día soleado”.

No quiere que ocurra nada de esto, ¿no?

Podría haber miles de cosas que podrían salir mal en nuestras vidas, pero a menos que sepamos que debemos prepararnos para lo peor, nunca nos adelantaremos.

Algunas veces, los salarios fijos pueden ser una buena cosa porque podrá planear lo que hará con el dinero. Aunque yo pienso que siempre se necesita un segundo ingreso, preferiblemente recurrente, para mejorar su situación financiera a cualquier nivel.

La mejor manera de planear su situación financiera es…

PÁGUESE A USTED MISMO PRIMERO.

Así es.

Sin importar que tenga $300,000 de hipoteca de su hogar o $100,000 ahorrados en el banco, al hacerse el hábito de pagarse luego de obtener su cheque mensual, definitivamente podrá ayudarse.

Veamos…

Le paga a todos los que le debe cada mes. Paga las cuentas, los bancos, al mecánico, y a todos los demás, pero usted no obtiene nada más que pagar las cuentas.

Pero hay una persona a la que se ha olvidado de pagar, a usted mismo.

Imagínese a usted mismo como una factura a pagar. Sin importar lo que pase, deberá pagarse al principio de cada mes (sugiero un 10% de su salario, pero mientras más, mejor), o si no, no estará trabajando para su propio del bienestar.

Nunca evada pagarse a usted mismo y hágalo antes que a cualquier otro.

¿Difícil?

Sí, al principio, pero una vez que se acostumbre, podrá disfrutarlo, sabiendo que estará haciendo algo por usted mismo.

Pruébelo una vez. Luego hágalo al mes siguiente. Luego al otro, y al otro, y al otro…

Páguese a usted primero, porque lo merece mucho más que los demás.

Deja un comentario