El mundo de las finanzasEconomía, préstamos y seguros

Enseñándole a los niños a ahorrar

Si tienes niños, probablemente ya descubriste que enseñarles a manejar su dinero es una de las habilidades más importantes que jamás les hayas enseñado. Como un padre, hay dos áreas críticas para que tomes acción para ayudar a tus hijos a manejar y ahorrar su dinero.

1. Administra tu dinero de manera responsable. Crea un presupuesto simple que trabaje para ti. Practica buenos hábitos presupuestarios; saber cuánto tienes para gastar antes de gastarlo, por ejemplo. Al gastar bajo las líneas de tu presupuesto, vas a demostrar confianza y seguridad sobre el dinero, que tus hijos van a recibir y desarrollar exitosamente más tarde en sus vidas. Crea un hábito de ahorro. Si no sigues tu presupuesto, no ahorras dinero y gastas de más, vas a tener una gran cantidad de estrés con respecto al dinero que tus hijos van a absorber fácilmente. ¿Que lección quieres para enseñarle a tus hijos sobre el dinero? ¿Es estresante el dinero? O, ¿es administrado y respetado de una manera responsable, creando un sentimiento de confianza y calma?

El ahorro de dinero en los niños

2. Enséñales directamente a los niños sobre el presupuesto y como ahorrar dinero desde el principio. (Antes de que se vuelvan adolescentes). Algunos expertos no están de acuerdo con la efectividad de ofrecer dinero por tareas domésticas, etc.; pero no te distraigas por esto. El cómo obtienen el dinero tus hijos es una cosa totalmente diferente a como lo gastan una vez que lo tienen. Ayuda a los niños a saber las ventajas y desventajas de las diferentes cosas que pueden hacer con su dinero. Los niños no son conocidos por prestar mucha atención, especialmente cuando el tema es aburrido, por lo que es recomendable que el mensaje sea simple y claro. Incentívalos a ahorrar una parte de cualquier dinero que obtengan, una gran forma de reforzar esto es guardar cada dólar que ahorren. También, ayúdalos a entender los diferentes lugares al que fluye el dinero en el mundo adulto. Por ejemplo, explícales el impuesto de ventas en las facturas de una remera o algo que hayan comprado recientemente o sobre los gastos en salud. Si quieres algo un poco más divertido para ellos que los ayude a evitar los problemas financieros, juga a un juego como el “Pay Day” o el juego “Los Sims” en la computadora que puede ayudarlos a darles un marco de referencia para entender a donde va principalmente el dinero. Sin embargo, ayudar activamente a tus hijos a construir un hábito de ahorro de dinero cuando lo reciban, en el mundo real, es probable que sea una de las mejores cosas que puedas hacer para ayudar es construir buenas habilidades de dinero. También sirve explicarle los peligros de usar créditos, hipotecas o tarjetas de crédito (así como también minimizar tu uso de ellos), pero enfatizar los ahorros es probablemente más efectivo a temprana edad dado que es algo que pueden hacer. Enséñales que teniendo un hábito de ahorrar dinero para lograr la riqueza personal, no van a necesitar pedir muchas veces prestado, permitiéndoles trabajar para ellos y no contra ellos.

Cuando tus hijos consigan su primer empleo de verano o de tiempo parcial, continúa insistiendo en el ahorro y la planificación, pero esta vez en un presupuesto apropiado. Luego de mostrarles las nociones básicas de listar los ingresos previstos junto con sus gastos y objetivos de ahorro, recompénsalos para que creen su primer presupuesto. Sé creativo en ofrecerles varios incentivos para que se aferren a su presupuesto. Al construir sobre los hábitos de ahorros que les enseñaste antes, e introduciéndoles el concepto de valor y presupuesto, vas a tener hecho un buen desafío de ayudar a tus hijos a crecer un día y convertirse en adultos responsables.

Deja un comentario