El mundo de las finanzasEconomía, préstamos y seguros

Entendiendo el debe y el haber en un balance financiero

En la mayoría de los negocios, lo que maneja las hojas de balance son las ventas y los gastos. En otras palabras, causan a los pasivos y activos. Uno de los objetos más complicados son los ingresos de contaduría que administran los contable de España. Pongamos una situación hipotética. Imaginemos un negocio que ofrece a todos los compradores un período de pago de crédito de 30 días, lo que es muy común en las transacciones entre negocios (pero no entre las transacciones de los negocios con los individuos).

El ingreso de contaduría muestra cuánto dinero le deben los compradores que hayan usado crédito del negocio. Es una promesa de cobro que el negocio irá a recibir. Básicamente, se trata de la cantidad de ventas no cobradas al final de un período fiscal. La cuenta del dinero no aumenta hasta que el negocio tenga el crédito cancelado. Sin embargo, la cantidad del dinero en las cuentas del ingreso de la contaduría está incluida en las ventajas de ese período el negocio realizó la venta, aunque no halla obtenido el dinero todavía. Por eso la cuenta de ventas no coincidirá con la cuenta del dinero que el negocio haya acumulado.

Para obtener un flujo de dinero, el contable debe sustraer la cantidad del crédito de las ventas realizadas. Luego, debe sumar la cantidad de dinero que fue cobrado de las ventas hechas con crédito en el período pasado. Si la cantidad de ventas hechas con crédito que un negocio hizo por un período es mayor que la cantidad de dinero que fue recibida, entonces la cuenta del ingreso de la contaduría sube por el período y el negocio no debe sustraer la diferencia de su ingreso.

Si la cantidad que reciben durante un período mayor que las ventas hechas con crédito, entonces la cuenta baja por ese período, y el contador necesita agregar al ingreso total la diferencia entre lo que se recibió al principio del período y lo que se recibió al final del mismo período.

Deja un comentario