El mundo de las finanzasEconomía, préstamos y seguros

Fundamentos del trabajo de contable

Si todo el mundo se involucrara en el proceso de contaduría siguiendo su propio sistema, o sin seguir ningún tipo de sistema, no habría manera de decir si una compañía es redituable o no. La mayoría de las compañías siguen los conocidos como “principios generales de la contaduría”, o GAAP. Éste tema cuenta con enormes tomos en las bibliotecas dedicados sólo a ellos. A menos que la compañía indique lo contrario, cualquiera que lea un informe financiero puede asumir que la compañía ha usado el GAAP.

Si no se usan estos principios para preparar el registro financiero o los balances comerciales, entonces el negocio debe dejar claro qué otra forma de contaduría está usando y debe evitar usar ciertos términos en su registro que pudieran confundir a las personas que los examinan.

contables y contadores

Los principios generales de la contaduría son los principio dorado para preparar los reportes crediticios que utilizan los contables. Una compañía que hace uso de estos principios puede considerarse confiable legalmente, y reduce el riesgo de tener información confusa. Estos principios han sido afilados a través de las décadas y tienen eficientes métodos para gobernar la contaduría y el reporte financiero de los negocios. Distintos principios han sido establecidos para los distintos tipos de negocios, tanto para las compañías con fines de lucro y sin fines de lucro, del gobierno y otras empresas.

El GAAP es una referencia abierta a la interpretación. Se deben hacer estimaciones, con esfuerzos de buena fe hacia la exactitud. Seguro habrá escuchado la frase “contaduría creativa”, esto sucede cuando una compañía ajusta los números un poco para lograr que su negocio se vea más prolífico de lo que es. Esto también se conoce como masajeo de números. Sin embargo, si se sale de control puede convertirse en fraude de contaduría, lo que también se llama “cocinar los libros”. El resultado de estas prácticas pueden ser la devastación y ruina de cientos de vidas, como pasó en Enron, Lehman Brothers, Rite Aid y otros.

Deja un comentario