El mundo de las finanzasEconomía, préstamos y seguros

Impuestos a la propiedad: téngales presente antes de hipoteca

Los impuestos a la propiedad son típicamente un porcentaje del valor de los activos de su casa. Para calcular los impuestos a la propiedad, las jurisdicciones locales generalmente multiplican la tasa de impuestos por el valor del activo de un hogar. Por ejemplo, si usted paga 0,5% en impuestos a la propiedad del valor del activo, una casa con un valor de $250,000 debería tener una cuota anual de impuestos de $1250. Para poder obtener la tarifa de impuestos, usted deberá contactar a su asesor de impuestos local, o a un agente local de hipotecas o banco para que lo puedan ayudar. En cuanto al seguro del propietario, su mejor apuesta será hablar con un agente local o banco para tener una idea general de lo que se estima para su zona. Los calculadores de hipotecas podrán preguntarle acerca de las tarifas de los porcentajes, algunas veces y otras veces le preguntarán por una figura anual. Puede ser confuso para un nuevo comprador, así que no tenga miedo de buscar un poco de ayuda.

Impuestos a la propiedad

Descubrir cuánto puede costearse para el primer pago de su casa es un comienzo. Ahora, usted querrá saber qué tipo de casa puede costearse. Existen calculadores de hipoteca que podrán ayudarle a hacer esto pero, como mencioné antes, requerirán que usted ingrese ciertos impuestos estatales, seguros de propietarios y tasas de interés. Algunos calculadores le podrán proveer con estas cifras, pero no serán necesariamente correctos, así que le sugeriría un poco de trabajo. Una vez que sepa cuánto puede gastar de manera cómoda para la casa, y que haya podido juntar las tarifas del seguro y de los impuestos, sólo necesita una idea del tipo de tarifa de interés que obtendrá (Oh, he olvidado mencionar que puede llamar a su banco local o a gente de hipoteca para precalificarse. Esto usualmente será gratis). Una vez que tenga una idea de su tasa de interés, puede soltar todos sus números en cualquiera de los numerosos calculadores de hipotecas que hay en la Internet. Una vez que tenga una buena idea de lo que puede costear, llame al banco local o al agente y solicite verlos para obtener asesoramiento. Ya estará en camino de poder comprar una casa.

Deja un comentario