El mundo de las finanzasEconomía, préstamos y seguros

Nuestros hábitos financieros son los que dan más frutos

¿Alguna vez notaste que cuando un millonario pierde su dinero, generalmente lo tiene de regreso unos años después de perderlo todo? Dos años después, lo tienen de regreso y más a menudo aún. ¿Qué fue este período corto de tiempo? ¿Porque sucedió? Donald Trump es un buen ejemplo. Incluso a pesar de que perdió todo, no perdió el elemento más importante de su éxito, el cual es su mente. ¿Piensas que Donald sería feliz con tener solo un millón de dólares? Yo no pienso eso. Se sentiría pobre. La razón de esto es que su termostato financiero esta fijo en billones de dólares y él no se conformaría con menos que eso. Muchos de nosotros tenemos nuestro termostato financiero establecido en miles y no en millones, en cientos y no miles, y otra gente tiene su termostato establecido por debajo de cero. Es nuestra propia mentalidad de padre rico (o pobre).

Donald Trump

¿Qué determina cómo está establecido nuestro termostato financiero? En el libro “Secrets of the Millionaire Mind – Mastering the Inner Game of Wealth”, T. Harv Eker dice que viene de nuestro “mundo interior”. Cuando mezclamos nuestro juego interno con las estrategias externas, la gente obtiene resultados que lo llevaran al través de la cima. La mayoría de las personas no alcanza su potencial máximo: no crean riqueza. Nunca se convierten en libres financieramente en la forma que quieren, ni planifican para hacerlo, y mucha gente nunca pretende ser realmente feliz con su dinero. La razón es que la mayoría de nosotros vive inconscientemente basado sólo en el mundo físico, en el mundo que vemos. Sin embargo, actualmente vivimos en cuatro mundos diferentes a la vez. Vivimos en nuestros mundos internos: corporal, mental, emocional y espiritual. Estas son nuestras raíces. El mundo externo es el mundo físico o material que implica a nuestros frutos o resultados. El mundo físico es una copia de los otros tres. Así como un árbol de frutas, son las raíces las que crecen debajo de la tierra las que crean las frutas que están arriba de la tierra. Si no nos gustan las frutas de nuestra vida, entonces las raíces son la solución.

Para aclarar, todo el mundo exterior es un resultado. La riqueza es un resultado. La pobreza es un resultado. La enfermedad es un resultado. Los amigos son un resultado. La soledad es un resultado. Todo lo que tengas en tu vida, producto de tus hábitos personales, es un resultado de tu mundo interior. La única forma de cambiar permanentemente tus resultados es cambiar tu mente. Con el fin de que cualquiera de nosotros podamos construir una vida exitosa, es un trabajo interno!

One Response to Nuestros hábitos financieros son los que dan más frutos

Deja un comentario