El mundo de las finanzasEconomía, préstamos y seguros

¿Qué sucede cuando no planificamos nuestras finanzas?

Identificar los objetivos financieros adecuados y planear cumplirlos de una forma sistemática es el corazón de la planificación financiera. Sin una planificación financiera adecuada, hay un montón de riesgos y no hay creación de riqueza. A menudo nos encontramos con personas que no tienen una jubilación apropiada, y no tienen dinero en los bancos debido a que no lo planearon con anticipación.

No entender el perfil de riesgo es otro gran inconveniente que se enfrenta una persona que no hizo una planificación financiera apropiada. Imagínate a un jubilado poniendo todos sus ahorros en un fondo mutuo de alto riesgo, y perdiendo una gran parte de ese dinero ganado con tanto esfuerzo. En el momento que requiera ingresos estables y constantes, simplemente se ha quedado sin ahorros. Una planificación financiera reduce el riesgo de pérdida removiendo las decisiones impulsivas a través de un avanzado y planeado asesoramiento financiero.

La planificación financiera de las personas

Además de planear para una emergencia, entender las estrategias de inversión y los perfiles de riesgo, una planificación financiera te ayuda a prepararte para los principales acontecimientos de tu vida. Sea el matrimonio, la compra de un auto, las vacaciones de tus sueños, la planificación de la educación de tus niños, los gastos médicos, el casamiento de tu hija, los gastos innecesarios, todo puede ser planeado y ejecutado de una manera deseada con una planificación financiera bien establecida.

La vida a veces arroja sorpresas inesperadas como un divorcio (el cual ninguno sueña cuando se casa) o un despido inesperado (el cual podría significar una nueva búsqueda de trabajo y mantener a la familia por tu cuenta durante el periodo de desempleo). Enfrentar todo esto requiere una planificación financiera prudente.

Otro gran gasto, el cual es muchas veces ignorado por los padres, es el costo de educación de sus hijos. El costo de educación está aumentando cada año que pasa y el deseo de estar en la vanguardia exige una buena educación. ¿Podrías imaginar lo que una buena escolaridad, una buena universidad, llena de títulos extranjeros podría costar? Estamos hablando de costos muy altos. Si no empezas a ahorrar para la educación de tus hijos desde el principio, lo más probable es que sientas crujir el dinero cuando llegue el momento.

Los estilos de vida cambian a medida que uno crece en la vida. La casa de dos ambientes que tienes ahora, podría ser insuficiente en 5 años cuando tengas dos hijos. Del mismo modo, unas vacaciones largas cada año podrían volverse inevitables. Un auto más grande y lujoso podría necesitarse para complementar tu estilo de vida. Todo esto requiere ingresos financieros en tus diferentes etapas de la vida, y estar preparado de antemano te ayudará.

Deja un comentario