El mundo de las finanzasEconomía, préstamos y seguros

Si tiene mal crédito tenga cuidado al sacar una hipoteca

Los prestamistas legítimos de segunda mano proveen un necesario servicio para muchas personas que desean comprar una casa. Ofreciendo financiamiento a aquello que tengan un crédito adverso, los prestamistas de segunda clase ofrecen una opción financiera muy valiosa. Sin embargo, existen acreedores predadores que toman ventaja de las personas con mal crédito cobrándoles tarifas excesivas, cláusulas esclavistas o demandando títulos. Para protegerlo en su búsqueda por un préstamo para su casa, evite estas estafas comunes de hipoteca.

Hipotecas

Intereses en cuotas y tarifas excesivas.
Los acreedores predadores requieren que el prestatario avale un costo inicial excesivo de altas tarifas. Algunos dicen que las leyes protegen a los consumidores poniendo topes en estos números. Si usted tiene mal crédito, debería estar pagando no más que un 8% por encima de un préstamo adicional. Los límites de clausura varían, pero cualquier cosa por encima de los cinco puntos debería verse con mirada sospechosa.

Exclusiones forzadas.
Otra estafa de prestamista involucra prestarle a personas que seguro se verán forzadas a ser excluidas. Este tipo de préstamos típicamente tiene pagos mensuales tan altos, que son imposibles de cumplir. Tientan a las personas prometiéndoles aprobaciones garantizadas o equidades en dinero, pero cobran tarifas de intereses altas. Antes de firmar por un préstamo, asegúrese de poder costear los pagos mensuales.

Deja un comentario