El mundo de las finanzasEconomía, préstamos y seguros

Si usted fuma su seguro de vida será mucho más caro

Cuando los agentes de seguros ven al mundo, ven dos tipos de clientes. Todas las personas entran en alguna de estas dos categorías. Hablamos de fumadores o no fumadores. Alguien que ocasionalmente fuma de manera social y alguien que fuma todo los días pueden terminar en la misma categoría. Deberá pagar más si fuman 20 cigarrillos al día. A veces, la tarifa para los fumadores puede ser el triple que para aquellos que no lo hacen. Esto es porque las compañías de seguros creen que fumar amplifica el riesgo de una muerte prematura. Las penalidades financieras de fumar se extienden más allá del precio de un paquete de cigarrillos.

Seguros de vida. Fumadores.

Las casas y los vehículos que retienen el hedor de los cigarrillos pierden su valor nominal. Los fumadores también pueden ser penalizados al momento de comprar un seguro para su casa, porque tienen más posibilidades de incendiarla. Los fumadores también pagarán más por los seguros de salud, para lavar su ropa y para blanquear sus dientes. Todos estos costos se suman para hacer la billetera de los fumadores cada vez más liviana.

Tal vez los fumadores no sólo tendrán que pagar de más ciertas cosas, sino que además se les pagará menos en otras. Los estudios muestran que los fumadores ganan 11% menos que aquellos que no fuman. Estas cifras no sólo toman en cuenta el tiempo gastado en los recesos para fumar, sino también en las primeras impresiones. Los fumadores tal vez sean vistos como personas menos atractivas y por eso se les hará más difícil conseguir un trabajo.

Los costos de seguros no son lo único que debe preocuparle a un fumador; sin embargo, es un tema. Los fumadores literalmente queman su dinero. Esa dosis de nicotina puede costarle miles de dólares al año en tarifas del seguro. Mientras que tener que gastar más dinero en el seguro tal vez no persuada a alguien a dejar de fumar, la persona debería ser consciente de todo lo que este hábito le está costando. Tal vez hasta pierda su trabajo. Recientemente se han conocido casos de varias compañías que han despedido empleados que fuman simplemente porque deben pagar más por su seguro.

Deja un comentario