El mundo de las finanzasEconomía, préstamos y seguros

Simplificando las finanzas personales

Muchos errores se comenten simplemente porque la gente se abruma con los resúmenes de cuenta, las deudas, los impuestos y todos esos papeles sin fin. Se desorganizan y las cosas parecen más complicadas de lo que realmente son. Con el fin de cambiar tu futuro financiero te recomiendo que te propongo desarrollar un sistema que te será útil de por vida.

1. Organízate. Establece un sistema de clasificación para los gastos bancarios, impuestos, alimenticios, del hogar, y otros papeles financieros.

2. Deshazte de aquellos papeles que estás seguro que no necesitas. Muchas personas guardan las cuentas bancarias, recibos, cheques cancelados, y otros documentos por mayor tiempo del necesario simplemente porque les preocupa que algún día los necesiten para comprobar un pago o alguna otra transacción. Guarda simplemente aquellos papeles que verdaderamente necesitarás y tira el resto. Es una buena idea guardar las boletas de impuestos para siempre. Pero por lo general puedes tirar los papeles secundarios como cheques cancelados y viejos recibos, dentro de los tres años siguientes a ser emitidos.

3. Fusiona tus cuentas.
Piensa cuantas instituciones financieras diferentes utilizas y cuantas cuentas tienes. Seguramente serás más capaz de simplificar tus finanzas, reducir los mails y el papelerío, e incluso obtener mejores acuerdos concentrando tus negocios en unas pocas instituciones.

4. Utiliza el depósito directo.
Pide que los pagos sean depositados automáticamente en la cuenta de tu institución bancaria de preferencia. El servicio es gratis y fácil de manejar. De este modo evitas tener que llenar las planillas de depósito, preparar los sobres y esperar las colas interminables. Sin mencionar que es una transacción mucho más segura y confiable.

5. Coloca tus ahorros en piloto automático. Arregla con tu banco, empleado o administrador de seguro social transferir una cierta cantidad de dinero cada mes a tu cuenta bancaria, u otras inversiones. Este método te ayuda a apegarte a un plan de ahorro fijo puesto que dichas transferencias se hacen con suma precisión y los resultados, con el tiempo, pueden ser realmente impresionantes.

6. Facturas automáticas recurrentes. Arregla retiros automáticos desde tu cuenta para cubrir gastos recurrentes como por ejemplo el servicio de cuenta. Esto te ayuda a evitar recargos o la interrupción de los servicios.

7. Explora el mundo del pago de facturas por internet. Si aprendes a manejar esta rápida y eficaz herramienta te ahorrarás seguramente mucho tiempo y esfuerzo.

Deja un comentario