El mundo de las finanzasEconomía, préstamos y seguros

Tiempos de recesión, estrés y tratamientos terapéuticos

El precio excesivo de la nafta, la reducción o clausura de empresas, el aumento de la inseguridad, son todos factores estresantes que nos afectan negativamente. En el momento en que se encuentre estresado, deprimido o ansioso, es menos probable que busque la ayuda de un terapeuta debido a que podría estar demasiado ocupado como para buscar ayuda o tenga miedo de que sea una indulgencia. Irónico, ¿no? Usted podría beneficiarse con la terapia para que lo ayude con el estrés; pero, seguramente piense para sí mismo, “No puedo pagar por una terapia! Mi seguro no va a pagarla. No necesito a nadie que me ayude. Sólo necesito trabajar más duro, hacer más dinero o ganar la lotería.”

Puede incluso que reconozca que podría beneficiarse a través de la terapia y preguntarse, “¿Porque la terapia es tan cara?” Los terapeutas bien entrenados reciben en cualquier lugar de 6 a 12 años de educación luego de la escuela secundaria. Para mantenerse en el campo, los terapeutas continúan buscando oportunidades educacionales yendo a seminarios y talleres. Esto a veces es necesario para mantener la licencia. Algunos continúan para participar en supervisión individual o grupal. Los terapeutas también buscan terapia para ellos mismos. Por lo tanto, la terapia parece cara. La propia naturaleza de la terapia hace que sea cara. Los terapeutas solo pueden ver a una persona por hora. Mientras que su sesión puede durar de 45 a 50 minutos, su terapeuta toma notas, responde emails y llamados telefónicos en el tiempo entre las sesiones. Algunos médicos profesionales pueden ver a más de una persona por hora. Al añadir los gastos generales a los costos, el costo de mantener una práctica es alto. Así que sí, la terapia podría ser cara al comienzo antes de ver los resultados.

Al principio podría tener que invertir dinero de su bolsillo o de la tarjeta de crédito para pagarle a un terapeuta. Una inversión es cualquier tiempo, dinero o recursos que se invierten hoy para recibir un retorno mayor en el futuro. Muchas personas que asisten a terapia están estresadas, deprimidas o ansiosas. A veces experimentan estos tres estados de emociones. Los síntomas comunes a estos tres estados de emoción son:
> Dificultades en concentrarse
> Dificultades con la memoria
> Irritabilidad
> Indecision
> Concentración pobre
> Dificultades de sueño

Deja un comentario